Brownies rubios

Blondies, Like me!

Esta mañana me levanté con ganas de hacer algo fácil, rápido y que pusiera feliz a mi papá (le gusta que haga postres pero sin chocolate porque es alérgico). Cuando iba a prepararme el desayuno vi el olvidado tarro (grandísimo) de azucar morena que siempre está al lado del café. Es de esas cosas que se la pasan en la alacena sin que a alguien le den ganas de sacarlas (por lo menos en mi casa que se come muy saludable y se utilizan pocos endulzantes).

Azucar morena!! cuando se calienta con mantequilla derretida huele muy bien, y un tip: si le agregan un poco de canela a esa mezcla y lo ponen sobre un waffle o un crepe tendrán un delicioso postre. Pero volvamos al desayuno. ¿Qué se puede hacer con azucar morena? Bueno, se me vienen millones de recetas a la cabeza. Mi cabeza = blonde (rubia). Blondies! Para los que no saben qué son los Blondies, la mejor forma de explicarlo es así: No son Brownies, son Blondies (brownies rubios).

Aquí les dejo la receta por si algún día se animan. Son fáciles de hacer, además de deliciosos:

Ingredientes:

  • 2 tazas de azúcar morena
  • 2 tazas de harina
  • 2 huevos
  • 2/3 de taza de mantequilla derretida (son como 170 gr)
  • 2 cucharaditas de esencia de vainilla
  • 1 cucharadita de polvo para hornear
  • 1/4 de cucharadita de bicarbonato de sodio

Preparación:

Precalentar el horno a 180°C. Engrasar un molde de 13×9 pulgadas.

Se derrite la mantequilla, se mezcla con el azúcar y se deja enfriar un poco (esto para que cuando le agreguen los huevos no se vayan a cocinar – eww!). Cuando ya esté a temperatura ambiente se añaden los huevos, la harina, la esencia de vainilla, el polvo para hornear y el bicarbonato de sodio. Finalmente se pone la mezcla en el molde y se hornea por 25 o 30 minutos.

Tip: para saber si ya están listos introduzcan un palillo en el centro del molde mientras todavía está en el horno, éste debe salir limpio. (La foto la tomé con el BB entonces no es la mejor calidad).

Blondies

Enjoy!