Lo improvisado muchas veces sale mejor

Cheesecake

Cuando sobra mezcla siempre sale algo mejor.

No pensaba cocinar ayer, pero tuve dos ayudantes muy entusiastas con las que pasé una tarde excepcional.

Cheesecake de oreo

Ingredientes:

  • 700 gr de queso crema, que son más o menos tres tarros de los pequeños
  • 1 taza de azúcar
  • 2 cucharadas de harina
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 3 huevos
  • 1/4 de taza de leche

Para la base:

  • 8 paquetes de galletas Oreo
  • 1/2 taza de mantequilla derretida

Preparación:

Precalentamos el horno a 180°C.

  1. En un recipiente grande batimos el queso crema, el azúcar, la harina y la esencia de vainilla.
  2. Cuando esté suave agregamos la leche y los tres huevos, uno a uno.
  3. A parte separamos las galletas Oreo, retirando la crema. Esta última la agregamos a la mezcla de queso y batimos un poco más.
  4. Trituramos las galletas hasta que queden boronas muy pequeñas y añadimos la mantequilla derretida.
  5. Con las manos mezclamos bien las galletas y la mantequilla y luego las pasamos al molde, donde debemos crear la base de nuestro cheesecake, presionando con las manos. Para facilitar este proceso podemos ayudarnos con el pistilo del mortero envuelto en una bolsa. No es necesario engrasar el molde, aunque recomiendo que usen uno de los que se les pueden quitar los bordes.
  6. Finalmente agregamos la mezcla de queso hasta sobrepasar un poco la base de galleta y horneamos por 40-45 minutos. Probablemente les va a sobrar un poco de mezcla de queso así que pueden hacer lo que yo hice: ponerla en recipientes pequeños y hornearlos junto con el molde grande.
  7. A los moldes pequeños les pueden poner frutas en almíbar encima para que tengan dos opciones diferentes de postre. Las fresas funcionan muy bien.
  8. Enjoy!

Ayudantes - Maldeadora Blog