Cinnamon roll gigante

Hace un tiempo tomé un curso de panadería en el que aprendí un poco sobre el manejo de la levadura, y debo decir que a la hora de cocinar, las preparaciones que requieren tiempo para crecer antes de hornearse se han convertido en unas de mis favoritas últimamente.

La forma en que la levadura actúa la conozco desde que era muy pequeña, pues hace parte de una de las fiestas de peregrinaje de los judíos, en la que precisamente dejamos de comer todo aquello que cumpla con dicho proceso. Pasé muchos años preparando el pan ácimo (que no crece pues no tiene levadura) en el colegio, y lo recuerdo como una experiencia que nos reunía a todos en función de la historia y la tradición. Creo que muchos de mis amigos conservan también ese recuerdo.

Cinnamon roll - A punto de nieve
Esta vez quiero hacerle honor a la levadura. Es por eso que decidí preparar este gran rollo de canela que encontré en un blog que me gusta mucho y que espero que se animen a preparar.

Ingredientes:

Para la masa:

60 g de mantequilla
3/4 taza de leche
3 1/4 tazas de harina
1/2 cucharada de levadura
1/4 de taza de azúcar
1/2 cucharadita de sal
1/4 de taza de agua
1 huevo

Para el relleno:

1 cucharada de canela
1/2 taza de azúcar moreno
60 g de mantequilla
1 cucharadita de esencia de vainilla

Para la cubierta:

1 taza de azucar impalpable
60 g de mantequilla
1 cucharadita de esencia de vainilla
1 cucharada de leche

Preparación:

  1. Prepare la masa. Caliente la leche y mezcle con la mantequilla hasta que esta se derrita por completo. A parte combine 2 1/4 de tazas de harina, la levadura, el azúcar y la sal. Agregue la mezcla de la leche revolviendo con un batidor de alambre. Añada el huevo y el agua.
  2. Incorpore poco a poco la taza de harina restante con la ayuda de una espátula. Cuando obtenga una masa homogénea y pegajosa llévela a una superficie enharinada y amase hasta formar una bola.
  3. Regrese la masa al recipiente donde la mezcló, cúbrala con un paño húmedo y deje reposar por 10 minutos.
  4. Mientras tanto prepare el relleno. Derrita la mantequilla y mezcle con la esencia de vainilla. A parte combine el azúcar moreno y la canela. Reserve.
  5. Extienda la masa sobre una superficie enharinada con la ayuda de un rodillo. Pintela con una brocha utilizando la mezcla de mantequilla y esencia de vainilla. A continuación espolvoree el azúcar y la canela y haga un poco de presión.
  6. Corte tiras de más o menos 5 cm de ancho con un cuchillo o un cortador de pizza. Enrolle la primera sobre si misma y lleve el rollito resultante a la base de la siguiente tira para volver a enrollar. Repita este procedimiento con dos tiras mas y lleve el rollo al molde que va a utilizar. Termine de enrollar las otras tiras alrededor del rollo, cubra con el paño húmedo y deje reposar por 45 minutos.
  7. Prepare la cubierta. Bata la mantequilla y el azúcar impalpable hasta obtener una textura untuosa. Añada la esencia de vainilla y la leche y bata un poco más hasta incorporar todo. Reserve.
  8. Hornee el rollo por 30 minutos a 180 °C o hasta que esté dorado. Al sacarlo del horno unte la cubierta antes de servir.