La receta perfecta para una tarde de té

Coffee Cake

Esta mañana me desperté y el clima estaba frío, la ciudad se veía nublada y sabía que iba a llover. ¡Perfecto! confieso que ese es mi clima favorito en todo el mundo, sobretodo cuando puedo estar en la casa tomando té y haciendo las cosas que más disfruto: leer, cocinar y estar con las personas que más quiero. La receta que tengo para hoy es exactamente lo que uno quisiera comer en una tarde lluviosa con amigos de toda la vida y una buena bebida caliente; además tengo la teoría de que los días grises no hacen días tristes, sólo hacen días grises.

COFFEE AND WALNUT CAKE

Una receta tradicional inglesa, con sabores clásicos para tomar el té.

Ingredientes:

  • 175 gr de mantequilla sin azúcar, que esté suave, no derretida
  • 175 gr de azúcar, preferiblemente extrafina
  • 3 huevos
  • 1 cucharada de espresso fuerte (la pueden preparar disolviendo dos cucharaditas de café instantáneo en una cucharada de agua tibia)
  • 175 gr de harina
  • 60 gr de nueces picadas (en general yo no las uso por tradición, está vez lo iba a intentar pero el domicilio nunca llegó. Creo que seguiré cocinando sin nueces)

Para el glaseado:

  • 125 gr de mantequilla sin azúcar suave, no derretida
  • 200 gr de azúcar pulverizada
  • 1 cucharada de espresso fuerte

 

Preparación:

Precalentar el horno a 190°C. Engrasar y enharinar dos moldes redondos.

Batir la mantequilla y el azúcar hasta que la mezcla esté pálida y cremosa. Agregar uno a uno los huevos y después el café, todo el tiempo batiendo. Añadir la harina y las nueces (si las usan), para luego dividir la mezcla en los dos moldes y hornear por 20 minutos.

Mientras tanto hacemos el glaseado, batiendo la mantequilla y el azúcar pulverizada hasta que esté muy suave la mezcla. Luego agregar el café.

Cuando están listas las dos tortas se dejan enfriar y se desmoldan. Se pone un poco de glaseado encima de una, como armando un sandwich, y para terminar se decora con un poco  más.

Disfrutenla con un café negro o con un buen té.