Macarrones con queso y aceite de trufa

Hace poco conseguí un aceite de trufa negra que me pareció delicioso. El aroma es muy intenso y funciona bien en preparaciones muy específicas, lamentablemente no lo conseguí en Colombia así que no tengo la respuesta a la pregunta obvia de esta publicación: ¿dónde se consigue el aceite de trufa? Sin embargo me dieron varios datos de lugares en Bogotá donde puede que lo haya, y de todas formas esta recetas funciona muy bien con cualquier aceite aromatizado, cosa que se puede hacer en casa  conservando hierbas, chiles o ingredientes especiales en un frasco de vidrio con aceite de oliva.


Macarrones con queso

Los macarrones con queso son una preparación que no tiene mucha ciencia, y de hecho puede resultar muy común pues sus ingredientes son pocos y en general están todos en nuestras cocinas. Sin embargo es divertido y hasta interesante agregarle un toque especial para convertirla en un plato diferente.

Mi único consejo para esta receta es preparar bien la pasta. Aunque es un alimento cotidiano que se prepara con frecuencia en muchos hogares es importante tener en cuenta algunos tips para que quede perfecta. Estos los aprendí en el trabajo y vale la pena tenerlos en cuenta:

  • Utilizar 1 litro de agua por cada 100 gramos de pasta
  • El agua sólo debe llevar sal, no se debe agregar aceite o ningún medio graso pues esto evitará que la salsa se impregne a la pasta
  • La pasta se debe agregar cuando el agua alcanza el punto de ebullición y se debe mantener el fuego alto para evitar que se baje la temperatura al añadir la pasta
  • Cocine durante el tiempo indicado en el empaque para que la pasta quede al dente
  • Al retirar la pasta del fuego se debe escurrir y enjuagar con agua fría para detener la cocción

Macarrones con queso

Macarrones con queso y aceite de trufa

Ingredientes para 4 personas

  • 500 gr de macarrones
  • 300 gr de crema de leche
  • 1 cucharadita de aceite de trufa negra (o cualquier aceite aromatizado)
  • Nuez moscada
  • 8 tajadas de queso holandés o gouda
  • Queso parmesano para gratinar
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación

  1. Cocine la pasta con 750 ml de agua y una cucharadita de sal. No utilice aceite ni ningún medio graso pues esto evitará que la salsa se impregne.
  2. A parte caliente la crema en una olla en la que luego quepa la pasta. Agregue el aceite de trufa, la nuez moscada, sal y pimienta al gusto.
  3. Ponga una capa de pasta en un molde, cubra con unas tajadas de queso holandés y agregue un poco más de pasta. Repita el procedimiento y termine con una capa de queso holandés y un poco de queso parmesano.
  4. Lleve el molde al horno por 15 minutos o hasta que la superficie esté dorada. Sirva caliente.
  5. Agregue la pasta a la salsa y mezcle bien hasta incorporar.