Buttermilk Coffee Cake

Receta para que no se rebose la cabeza

Ayer mientras salía de la universidad y me dirigía hacia el trabajo pensé que seme iba a rebosar la cabeza porque empecé a hacer la cuenta de cuántas cosas tenía que hacer en el fin de semana, y a contrastarlo con el tiempo que tenía disponible. Al salir del trabajo pasé por una tienda y compre un paquete de bagels y los mini muffins más lindos que he visto en mi vida! No es por nada pero cuando llegué a la casa los probé (rompí la dieta! pero tenía que darles el visto/bueno) y estaban terribles, además de que me costaron un ojo de la cara. Por supuesto ya saben qué pasó – a cocinar!

Buttermilk Coffee Cake, porque los viernes por la tarde me entran unas ganas de café con torta (claro que estoy a dieta entonces la que se la disfruta es mi mamá con la amiga de turno que haya invitado). Empecé y entonces no hubo suficiente harina ni azúcar morena porque me las había gastado en los blondies. Se estancó el procedimiento pero me salvó el vecino, y así quedó!

Buttermilk_coffee_cake

Debo ser sincera y contar lo que más me dio felicidad de hacer esta torta. Cuando la metí al horno empezó a crecer y a crecer y a crecer oh margot!! y al igual que mi cabeza, pensé que se iba a rebosar. Estaba segura de que había hecho las cosas bien entonces no podía creerlo, no podía rebosarse. Como pueden ver en la foto, no se rebosó, y si la metáfora funciona, mi cabeza tampoco se va a rebosar porque hasta ahora he hecho las cosas bien.

Aquí dejo la receta, hagan las cosas bien y en orden y nada se les va a rebosar!:

Ingredientes:

  • 2 1/2 tazas de harina
  • 1 1/2 tazas de azúcar morena
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 2/3 de taza de mantequilla (son como 170 gramos)
  • 2 cucharaditas de polvo de hornear
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1/2 cucharadita de canela
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada
  •  2 huevos batidos
  • 1 1/3 tazas de leche agria — Tip: si no tienen leche agria pueden hacerla así: por cada taza requerida agreguen una cucharada de limón, mezclan y la dejan por unos siete minutos antes de usarla.
  • 1/2 taza de nueces (yo no las uso porque a mi papá no le gustan)

Preparación:

Precalentar el horno a 180°C. Engrasar un molde (puede ser metálico o pyrex) de 13×9 pulgadas.

En un recipiente grande se combina azúcar, harina y sal. Luego se le agrega la mantequilla y con un cortador de masa (o con un tenedor, que seguro de eso si hay en la casa) se presiona la mezcla hasta formar crumbs/grumos. Guarden media taza de esto aparte para utilizarlo después. Al resto se le añade el polvo para hornear, el bicarbonato, la canela y la nuez moscada (le da un olor increíble).

En un recipiente mediano se combinan los huevos y la leche agria e inmediatamente se mezcla con lo que tienen en el recipiente grande. Con ayuda de una cuchara se pone en el molde y finalmente se le esparce por encima la media taza de crumbs que habían guardado (y si van a usar las nueces es el momento). Ahora solo es estar pendiente como yo de que no se les vaya a rebosar aunque trust me, no va a pasar. Se hornea por 35/40 minutos y listo!

Enjoy!!